El Plano de Aranda.

Seguramente en vuestro paso por Aranda os encontréis con reproducciones de un antiguo plano de 1503. Se trata de un plano de la Villa de Aranda. Es el primero que se conserva de una ciudad española y se elaboró para acompañar un expediente en el que se cuestionaba el derribo de unas casas para dar acceso directo a una calle del casco antiguo.

En punto en cuestión se encuentra identificado por una marca roja en una de las calles de paso hacia la famosa iglesia de Santa María la Real. El plano fue creado y enviado a los Reyes Católicos junto con documentación  y la declaración de varios testigos para poder proceder a la construcción la calle que hoy en día se llama Barrio Nuevo.