Qué ver en Aranda de Duero y dónde alojarse

Mapa de las bodegas subterráneas de Aranda

Organizar una visita a Aranda de Duero puede ser una estupenda idea para una escapada fugaz de fin de semana pero también para los viajeros que deseen conocer la España rural y sus pequeños encantos.  

Aranda de Duero es el tercer municipio más grande de la provincia de Burgos y se encuentra a menos de una hora de distancia de la capital de la provincia. Es popularmente conocida por su gastronomía, el lechazo asado en horno de leña, y por sus vinos D.O. Ribera del Duero. Además, entre las cosas que ver en Aranda se encuentra un importante patrimonio histórico, con siglos de historia entre sus paredes.

Esta localidad ha sido reconocida como una de las ciudades productoras de vino en España. De ahí que este año, haya sido otorgada con el premio de Ciudad Europea del vino 2020.

Una parada obligatoria que siempre recomiendo a mis huéspedes alojados en Apartamentos Aranda, es la visita de una o varias bodegas subterráneas medievales, situadas en el casco antiguo de la ciudad. Una auténtica joya que define la cultura y tradición de nuestra tierra.

LAS BODEGAS SUBTERRANEAS EN ARANDA DE DUERO

Según afirma Dialogosdelduero “no sería aventurado fijar el inicio de su construcción  hacia el final del siglo XIII, aunque será durante los siglos XIV y  XV su  época de mayor expansión”. En la actualidad se mantiene una cifra de 120 bodegas subterráneas de las más de 300 que existían hace siglos. Todas ellas comprenden un total de 7 kilómetros de túneles, lo que permite que exista una pequeña ciudad escondida tras los cimientos que hoy la sustentan. Se dice que muchas de ellas estaban comunicadas entre sí,  separadas únicamente por una sencilla puerta de maderos de enebro, pero lo que sí que es cierto, es que se utilizaban para conservar el vino tras la recolecta de la uva. La temperatura y humedad  a 12 metros de profundidad,  permitía que el vino se conservase en perfectas condiciones.

Hoy en día muchas de ellas son propiedad de peñas, utilizadas para sus festividades, de particulares o del Ayuntamiento de Aranda de Duero como bien cultural de interés histórico y etnográfico. Para todos aquellos que se animen a visitar alguna, os aconsejo que independientemente de la época del año, llevéis algo de abrigo.

¿Cuándo es la mejor fecha para visitar las bodegas subterráneas de Aranda de Duero?

Cualquier día es bueno para visitar Aranda, pero es cierto, que no todas las bodegas subterráneas permiten su entrada en cualquier época del año y de manera gratuita. Os aconsejo que os acerquéis  a la oficina de turismo del Ayuntamiento de Aranda de Duero, ya que ellos mismos organizan visitas todos los fines de semana. No obstante, debéis de reservarlo con tiempo para que no os quedéis sin plaza.

En Agosto, la organización del festival Sonorama Ribera, se ha implicado mucho para que el turismo que venga a Aranda, no sólo se nutra de su música, sino que también hacen muchas actividades relacionadas con el vino y entre ellas, la visita a bodegas.

Ahora bien, sin lugar a duda Septiembre es la mejor época del año para visitar las bodegas subterráneas de Aranda de Duero, ya que cada fin de semana coincide con varias festividades. Estas son: a principio de septiembre, las fiestas de Peñas; a medidos,  las fiestas de Aranda; y a finales, la fiesta de la Vendimia.  Seguro que algún peñista, si le preguntas respetuosamente, no tiene ningún problema en enseñárosla, incluso a veces te ofrecen algo de vino tinto o clarete para que podáis probarlo.

En caso de que tu paso por Arada de Duero no coincida con estas fechas, siempre podéis visitar la bodega del Restaurante El Lagar de Isilla, o la Bodega Peñacoba. Además es buen lugar para degustar sus pinchos y tapas de barra, con un buen vino de la Ribera del Duero.

Otras bodegas que podéis visitar con entrada, son la bodega de Don Carlos y Ribiértete. Estas dos incluso hacen visita teatralizada y juegos de escape room.

 

¿DÓNDE ALOJARSE EN ARANDA DE DUERO?

Si buscas un alojamiento en Aranda de Duero os recomendamos uno de nuestros apartamentos. Apartamentos Aranda están situados en pleno corazón de la ciudad y podrás llegar a todos los rincones a pie y sin dependencia del transporte urbano. ¡Te sentirás como en casa pero con aires de Ribera!

Pídenos información, estaremos encantados de ayudaros con la planificación de vuestro viaje.

 

 

Mapa de las bodegas subterráneas de Aranda

Organizar una visita a Aranda de Duero puede ser una estupenda idea para una escapada fugaz de fin de semana pero también para los viajeros que deseen conocer la España rural y sus pequeños encantos.  

Aranda de Duero es el tercer municipio más grande de la provincia de Burgos y se encuentra a menos de una hora de distancia de la capital de la provincia. Es popularmente conocida por su gastronomía, el lechazo asado en horno de leña, y por sus vinos D.O. Ribera del Duero. Además, entre las cosas que ver en Aranda se encuentra un importante patrimonio histórico, con siglos de historia entre sus paredes.

Esta localidad ha sido reconocida como una de las ciudades productoras de vino en España. De ahí que este año, haya sido otorgada con el premio de Ciudad Europea del vino 2020.

Una parada obligatoria que siempre recomiendo a mis huéspedes alojados en Apartamentos Aranda, es la visita de una o varias bodegas subterráneas medievales, situadas en el casco antiguo de la ciudad. Una auténtica joya que define la cultura y tradición de nuestra tierra.

LAS BODEGAS SUBTERRANEAS EN ARANDA DE DUERO

Según afirma Dialogosdelduero “no sería aventurado fijar el inicio de su construcción  hacia el final del siglo XIII, aunque será durante los siglos XIV y  XV su  época de mayor expansión”. En la actualidad se mantiene una cifra de 120 bodegas subterráneas de las más de 300 que existían hace siglos. Todas ellas comprenden un total de 7 kilómetros de túneles, lo que permite que exista una pequeña ciudad escondida tras los cimientos que hoy la sustentan. Se dice que muchas de ellas estaban comunicadas entre sí,  separadas únicamente por una sencilla puerta de maderos de enebro, pero lo que sí que es cierto, es que se utilizaban para conservar el vino tras la recolecta de la uva. La temperatura y humedad  a 12 metros de profundidad,  permitía que el vino se conservase en perfectas condiciones.

Hoy en día muchas de ellas son propiedad de peñas, utilizadas para sus festividades, de particulares o del Ayuntamiento de Aranda de Duero como bien cultural de interés histórico y etnográfico. Para todos aquellos que se animen a visitar alguna, os aconsejo que independientemente de la época del año, llevéis algo de abrigo.

¿Cuándo es la mejor fecha para visitar las bodegas subterráneas de Aranda de Duero?

Cualquier día es bueno para visitar Aranda, pero es cierto, que no todas las bodegas subterráneas permiten su entrada en cualquier época del año y de manera gratuita. Os aconsejo que os acerquéis  a la oficina de turismo del Ayuntamiento de Aranda de Duero, ya que ellos mismos organizan visitas todos los fines de semana. No obstante, debéis de reservarlo con tiempo para que no os quedéis sin plaza.

En Agosto, la organización del festival Sonorama Ribera, se ha implicado mucho para que el turismo que venga a Aranda, no sólo se nutra de su música, sino que también hacen muchas actividades relacionadas con el vino y entre ellas, la visita a bodegas.

Ahora bien, sin lugar a duda Septiembre es la mejor época del año para visitar las bodegas subterráneas de Aranda de Duero, ya que cada fin de semana coincide con varias festividades. Estas son: a principio de septiembre, las fiestas de Peñas; a medidos,  las fiestas de Aranda; y a finales, la fiesta de la Vendimia.  Seguro que algún peñista, si le preguntas respetuosamente, no tiene ningún problema en enseñárosla, incluso a veces te ofrecen algo de vino tinto o clarete para que podáis probarlo.

En caso de que tu paso por Arada de Duero no coincida con estas fechas, siempre podéis visitar la bodega del Restaurante El Lagar de Isilla, o la Bodega Peñacoba. Además es buen lugar para degustar sus pinchos y tapas de barra, con un buen vino de la Ribera del Duero.

Otras bodegas que podéis visitar con entrada, son la bodega de Don Carlos y Ribiértete. Estas dos incluso hacen visita teatralizada y juegos de escape room.

 

¿DÓNDE ALOJARSE EN ARANDA DE DUERO?

Si buscas un alojamiento en Aranda de Duero os recomendamos uno de nuestros apartamentos. Apartamentos Aranda están situados en pleno corazón de la ciudad y podrás llegar a todos los rincones a pie y sin dependencia del transporte urbano. ¡Te sentirás como en casa pero con aires de Ribera!

Pídenos información, estaremos encantados de ayudaros con la planificación de vuestro viaje.

Fuente: Diálogosdelduero

 




Quienes somos

La mezcla entre arte, innovación, tradición, historia y gastronomía es la mejor manera de definirnos

¿Buscas alojamiento en Aranda de Duero? ¡Escoge un apartamento!

Los apartamentos vacacionales en Aranda tienen todo lo que necesitas para pasar una estancia perfecta. Situados en pleno corazón de la ciudad podrás llegar a todos los rincones a pie y sin dependencia del transporte urbano. Si viajas con niños estarán de suerte, porque podrán correr y jugar libremente. También tendrás a tu disposición una cocina equipada y podrás utilizarla en cualquier momento. ¡Te sentirás como en casa!

Los apartamentos son ideales para personas interesadas en el turismo arandino o ribereño y a para profesionales de empresas desplazadas que busquen alojamiento en la villa de Aranda.

Infórmanos de tus necesidades y nosotros te buscaremos tu apartamento ideal en Aranda de Duero.